Recetas divertidas con aguacate para hacer en familia

Son tiempos de estar en casa cerca de los tuyos. Cocinar, organizar el hogar, escuchar música, ver películas o series son algunas de las actividades más comunes que la gente está haciendo en sus hogares… Además, para todos aquellos padres con niños en casa, la Organización Mundial del Aguacate propone 3 talleres con aguacates para que los más pequeños también se lo pasen en grande

193
views

Estamos en un momento en el que los más pequeños tienen la opción de aprender a desarrollar su parte más creativa. Las recetas y los talleres gastronómicos están siendo la opción preferida de muchas personas para pasar un buen rato. Por ello, la Organización Mundial del Aguacate propone desde pizzas con caritas hasta aguacates con forma de calavera para realizar en familia. De esta manera, los más pequeños de la casa se entretienen a la vez que aprenden destrezas culinarias.  

“El aguacate es el alimento ideal para que los niños descubran el placer de cocinar utilizando ingredientes beneficiosos para su salud, como son sus grasas mono y poliinsaturadas”, comenta Xavier Equihua, Presidente y CEO de la Organización Mundial del Aguacate. “Con estos talleres gastronómicos los más pequeños pueden comprobar la versatilidad de La fruta de La Vida, y lo más importante entretenerse aprendiendo y pasar un buen rato en familia en estos tiempos”.

1. Pizzas con forma de cara y ojos de aguacate

Estas pizzas con forma de cara hechas a base de frutas y verduras es una forma divertida y entretenida para que los más pequeños de la casa desarrollen su lado más creativo a la vez que aprenden a cocinar y a comer de manera saludable. 

Ingredientes:

  • 4 tortitas de maíz
  • 200 g de queso rallado
  • 150 g de tomate triturado
  • Ojos y narices: 1 aguacate. Con un sacabolas hay que hacer 12 bolitas de aguacate 
  • Ojos: 4 aceitunas negras, cortadas en rodajas
  • Cejas: 8 láminas de una cebolla roja partida por la mitad
  • Boca: 4 medias rodajas de pimiento rojo
  • Bigote: 4 hojas de albahaca
  • Pelo: 100 g de brócoli, pelado y cortado en juliana

¿Cómo prepararlo?

Lo primero que hay que hacer es precalentar el horno a 200º. A continuación, con un molde con forma redonda (más pequeño que una tortita de maíz), hay que hacer formas circulares encima de las tortitas, tantas como se puedan.

Cuando las tortitas estén listas hay que colocarlas en la bandeja, encima del papel del horno y extender dos o tres cucharadas de tomate en cada tortita, dejando 1 cm alrededor del borde. Es el momento de añadir el queso rallado, el pimiento para la boca y la cebolla para las cejas (el resto de ingredientes se añaden después de la cocción).

Cuando estén preparadas con todos estos ingredientes, hay que hornearlas hasta que el queso se derrita y se dore, aproximadamente unos 15 minutos. Una vez horneadas, se sacan del horno y solo queda añadir el resto de los ingredientes. ¡Fíjate bien en la fotografía para que tu cara quede perfecta!

2. Tostadas con caritas de animales, para explotar tu lado más creativo

Elaborar caras de animales con los más pequeños siempre es una buena opción por dos  motivos: dejan volar su imaginación y la probabilidad de que se coman la comida es casi del 100%. Para elaborar esta carita de conejo de aguacate solo tienes que usar un aguacate, unas pasas, un poco de queso fresco para los dientes y semillas de sésamo.

Lo primero que hay que hacer es laminar el aguacate e ir cortando las diferentes piezas de la cara:

  • Las orejas en forma de triángulos
  • La cara en forma ovalada
  • Los bigotes en finas tiras
  • Con el sacabolas hay que hacer dos bolitas para los mofletes

Cuando tengas todas esta piezas cortadas….

¡Es hora de montar la carita! Sobre la tostada vamos encajando todas las piezas que has elaborado. ¡Fíjate muy bien en la foto para no fallar en nada! 

Cuando la tengas montada solo queda añadir los ojos y la nariz con pasas y cortar dos rectángulos de queso fresco para los dientecitos. Dale el toque final con unas pocas semillas de sésamo y ¡Listo!

3. Aguacates con forma de calaveras, ¡Terrorífico!

Estos aguacates con forma de calavera son sin duda una demostración más de todo lo que se puede hacer con La Fruta de la Vida. Este taller es perfecto para los más hábiles de la casa, ya que requiere precisión. Lo primero que hay tener para llevar a cabo este taller es un sacabolas y un cortador de metal con forma de corazón. Y con esto nos ponemos… ¡Manos a la obra!

  1. Con mucho cuidado y con ayuda del sacabolas hay que hacer las cuencas de los ojos y sacar dos bolitas de pulpa de aguacate, hasta que se vea la semilla. 
  2. A continuación con el cortador de metal en forma de corazón hay que hacer la nariz. Hay que colocarlo de forma que el pico del corazón mire hacia los ojos. Ahora hay que introducir con fuerza el molde para hacer presión, hasta que toque a la semilla del aguacate. Después, solo hay que retirarlo para sacar la pulpa. En el caso de que se haya quedado algún resto de aguacate, con la ayuda de un palillo, hay que retirar todo lo que sobre. 
  3. Ahora solo queda el último paso: La boca. Con la ayuda de un adulto y la punta de un cuchillo hay que hacer un rectángulo que ocupe casi toda la parte frontal del aguacate por debajo de la nariz (como está en la fotografía). En este paso hay que tener precisión porque solo hay que retirar la piel del aguacate, no la pulpa. Cuando quitemos la piel hay que hacer los dientes con un palillo para conseguir una sonrisa perfecta.
Envía tu receta, fotografía gastronómica y participa!!!!!

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí