Jueves de cocido madrileño en Casa Orellana

Resguardarse del frío para disfrutar de este cocido completo es el perfecto plan otoñal, que ahora es posible en la sede de Casa Orellana en el barrio de Chamartín.

80
views

Casa Orellana ha ido conquistando al público con una propuesta castiza y actual de picoteo y casa de comidas. En este lugar, donde la tradición y lo cañí son protagonistas, no podía faltar el que es uno de los platos estrella de la temporada de frío en la capital: el cocido madrileño.

El secreto de un buen cocido no es otro que contar con los mejores ingredientes y tiempo, mucho tiempo. Por eso, a partir de ahora, cada jueves en la sede de Casa Orellana Chamartín se servirá este clásico de la cocina castiza para el que se cuecen las carnes sin prisa el día anterior. Esto da lugar a un exquisito caldo, que además de incluir deliciosas carnes, cuenta como particularidad con tuétano asado a la brasa. También se le suman las verduras y hortalizas más frescas junto con garbanzos de Segovia, piparras y el ya icónico mollete de “pringá”. El resultado es una propuesta imprescindible y reconfortante para los jueves en Madrid.

MONJE AMESTOY de LUBERRI vino tinto reserva 2016 Botella 75 cl

El reserva de familiaMONJE AMESTOY es un reserva criado en barricas, con una edad máxima de 6 años, de roble americano y fr...

Antes:17,50 €
15,75 €
-1,75 € -10 %

Así, el cocido pasa a formar parte de las propuestas de cuchara de la carta de Casa Orellana, entre las que se encuentran los callos con pata y morro, los chipirones en su tinta con arroz blanco o las emblemáticas carrilleras de cerdo ibérico al palo cortado Don Zoilo. Deliciosos platos hechos con mucho mimo, a través de los que esta neo-taberna pone de manifiesto su dominio sobre los guisos caseros.

Inspirada en la cocina andaluza, Casa Orellana se caracteriza por los sabores de siempre, sin artificios y con un buen producto. Así, ofrece entrantes y tapas como sus dos versiones de ensaladillas, centollo y atún en escabeche, las croquetas de rabo de toro o la mini hamburguesa de vaca madurada y mayonesa de encurtidos. Tampoco faltan carnes de varios tipos, entre ellas la chuleta de vaca vieja madurada, y pescados muy del sur como las gambas blancas de Huelva al ajillo o el cazón en adobo.

En definitiva, una cocina casera y tradicional define a este local que ha conquistado los paladares de los madrileños y que rinde homenaje al aperitivo y el tapeo. Su horario ininterrumpido invita a disfrutar a cualquier hora de los platos de su carta de entre horas con su esencia de taberna refinada.

Conservas Osés – Navarra

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí