Casa Felisa reabre sus puertas estrenando menú del día

El chef Antonio del Álamo da la bienvenida a septiembre introduciendo un nuevo menú del día, disponible de lunes a viernes en el horario de almuerzo. La nueva propuesta contará con rotaciones quincenales de las elaboraciones más emblemáticas del restaurante, como la ensaladilla rusa con tortilla de camarones o los buñuelos de bacalao.

314
views

Tras el descanso estival, Casa Felisa, con el chef Antonio del Álamo al frente de sus fogones, reabre sus puertas con la promesa de sustituir el amargo sabor de la vuelta a la rutina por una deliciosa rentrée en forma de un nuevo menú del día a la altura del propósito del proyecto: elevar lo mejor del recetario tradicional madrileño con elegancia, orgullo y sofisticación.

En línea con la identidad de Casa Felisa, el menú del día se inspira en un concepto fine neocastizo, perfecto para quienes buscan un refugio gastronómico en el Madrid de antaño, seguridad y tradición sin adornos ni artificios, pero con el toque justo y necesario de contemporaneidad. Este nuevo menú, disponible de lunes a viernes en el horario de almuerzo, está compuesto por cuatro opciones de entrantes a elegir uno, cuatro platos principales a elegir uno y tres postres a elegir uno, además de una consumición y café. Así, decidido como siempre a reivindicar lo tradicional sin dejar de reinventarlo, Antonio del Álamo ha diseñado una selección de platos, partiendo de sus elaboraciones más emblemáticas, que rotará cada quince días en garantía de dinamismo y del profundo respeto por la temporalidad del producto.

El primer menú del día está activo desde el 1 de septiembre con varios dilemas para el comensal. El primero de ellos llega con la elección del entrante entre ensaladilla rusa con tortilla de camarones; los icónicos buñuelos de bacalao con mahonesa de ajo negro; lechuga viva con vinagreta de chalota, anchoas de Santoña, tomate y aguacate; o tortilla de gambas de Huelva al ajillo. Tras este comienzo, los platos principales aguardan una segunda disyuntiva entre taco de atún con compota de tomate; filete ruso de presa ibérica de bellota con tomate concassé; los clásicos macarrones con tomate, chorizo ibérico y queso de Madrid; o verduras asadas en horno de leña con ensalada de berros con un aliño de vinagre de Jerez, lascas de Idiazábal y piñón tostado. Por último, para poner el broche de oro al almuerzo, los amantes del postre pueden elegir entre tarta hojaldrada de limón y merengue, fruta cortada de temporada o arroz con leche.

Para completar la experiencia, la carta líquida de Casa Felisa propone una selección de cervezas artesanales y vinos madrileños, que se complementan con etiquetas de otras regiones e internacionales, contando en total con más de 200 referencias, entre tintos, blancos, rosados, generosos y espumosos. Asimismo, para el disfrute de otro momento de consumo indispensable para los madrileños, Casa Felisa otorga gran protagonismo al aperitivo tradicional, una oportunidad para degustar una suculenta variedad de vermuts y cócteles inspirados en creaciones clásicas que hacen referencia a momentos históricos de Madrid.

Con una ubicación ideal en pleno Barrio de las Salesas, Casa Felisa cuenta con un interiorismo muy cuidado, obra del estudio Antonio Obrador, con la intención de evocar un ambiente castizo, deconstruyendo o reformulando el espíritu chulapo. La paleta de colores, que gira en torno al rojo, negro y amarillo pastel, se aprecia en las cortinas de terciopelo, el decapado entre las vigas del techo, las paredes enteladas o el interior de las alacenas forrado con cuadros gustavianos. Estas alacenas contienen objetos que representan el día a día de Felisa, al igual que las cajas de luz, uno de los puntos clave del espacio, en las que se muestran diferentes ilustraciones en relación con la vida de Felisa, así como los rincones más icónicos de Madrid.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí