The Penthouse byWOW, un ático de ensueño donde disfrutar como nunca de la cocina de TriCiclo

El chef Javier Goya es el responsable de la propuesta gastronómica de este espacio ubicado en las plantas 5 y 6 el antiguo Hotel Roma, actual WOW Concept. Una carta sabrosa que conjuga la cocina castiza madrileña con sabores viajeros en un equilibrio perfecto entre originalidad y tradición.

355
views

La Gran Vía de Madrid tiene un nuevo imprescindible en las alturas: The Penthouse byWOW. Situado en las plantas 5 y 6 del antiguo Hotel Roma, actual WOW Concept, este nuevo espacio gastronómico promete convertirse en uno de los puntos de encuentro clave para aquellos que buscan, pasar un buen rato y vivir una experiencia única.

El sello culinario del proyecto corre a manos de Grupo TriCiclo, icono de la restauración madrileña capitaneado por Javier Goya, uno de los chefs más asentados y con mayor trayectoria de la capital, junto con su socio Javier Mayor, su mano derecha y presente en todos los proyectos del grupo. La carta sigue los códigos del chef, esos que llevan años haciendo felices a sus clientes con una gastronomía sabrosa, que conjuga la cocina castiza madrileña con sabores viajeros en un equilibrio perfecto de originalidad y tradición.

Torreznos caseros y matrimonio de anchoa y boquerón 

La variada oferta gastronómica de The Penthouse byWOW ofrece una carta sin artificios donde el producto de temporada y la buena cocina son los grandes protagonistas. Platos perfectos para compartir y disfrutar desde una interesante selección de verduras de la huerta como las alcachofas de Tudela con escabeche trufado y jamón ibérico, el pimiento ecológico asado en horno de leña de roble o las endivias a la brasa con crema agria, queso de Peral y anisados. Para continuar, una selección de clásicos como los mejillones tigre, las tajadas de bacalao crujiente con emulsión de guindilla o el canelón de pollo de corral en pepitoria con bechamel trufada y almendras; habituales del Madrid de siempre a los que se suman reinvenciones como el tiradito de vieira y gamba blanca con ponzu, setas y rabanito, los torreznos caseros con huevas de arenque y ensalada de hierbas o el nem de cochinillo y gambas con verduras y pepino encurtido.

En el apartado de principales, se ofrece una cuidada selección de carnes y pescados donde predominan las piezas nobles como el bacalao a la brasa al pil pil con jugo de pimientos con cebolletas asadas y garbanzos, el carabinero XXL a la brasa de sarmiento, la lubina de estero frita entera con salsa marisquera, verduras y hierbas o el chateaubriand con salsa de tuétano y patatas asadas. Además, la carta sorprende con algunas propuestas entrepanes de lo más apetitosas, como su lobster roll con col morada, hinojo, aguacate y mayo picosa o el sandwich de pulled pork con chucrut, cebolla crujiente, pepinillo y hierbas frescas.

El broche final del menú lo ponen sus postres clásicos con el toque característico de la cocina de Javier Goya, donde destaca la frescura de su lemon pie con helado de pisco sour, la untuosidad de su tarta cremosa de queso o la delicadeza del flan de maíz con kikos y helado de piña. Tampoco podemos olvidarnos de su carta líquida, con clásicos y combinaciones sorprendentes, diseñadas para maridar con sus platos y disfrutar aún más de la experiencia.

En The Penthouse byWOW es inevitable desviar la vista al espacio y su decoración antes de sentarse a la mesa, y es que uno de los pilares indiscutibles de la experiencia es su privilegiada ubicación y proyecto de interiorismo ubicado en la que fue residencia del antiguo director del hotel. Un espacio diseñado con gusto que hace sentir como en casa, ya que incluso su personal de sala atiende ataviado con batines y pijamas.

Con un diseño que recuerda a los años 70, obra del estudio de arquitectura External Reference, en la quinta planta de The Penthouse byWOW se abren diferentes estancias entre las que se encuentran una imponente y elegante barra, un antiguo salón- biblioteca y un estudio de grabación. En el último piso se encuentran dos de las zonas más extravagantes del concepto: el dormitorio y el baño convertidos también en salones del restaurante. Con un ambiente más desenfadado, esta planta se propone como un espacio donde pasarlo bien, tomar un cóctel en buena compañía y disfrutar de la experiencia desde otro punto de vista. Coronando el concepto, The Penthouse byWOW cuenta con dos grandes terrazas que se unen a partir de ahora a las azoteas imprescindibles de Madrid con unas vistas privilegiadas a la Gran Vía madrileña y la histórica calle Clavel, convirtiéndose en el lugar perfecto para largas sobremesas y encuentros con amigos.

Sin duda, un concepto que hace fiel justicia a su oda “bienhallados y biencomidos” y que se presenta como un punto de encuentro único de la capital. Prueba de ello serán las experiencias “cuatro manos” en las que se unirán diferentes cocineros consagrados, chefs con estrella Michelin y creadores culinarios que irán cambiando cada mes.

Un espacio diseñado para gourmets que disfrutan con productos especiales

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí