Las Terrazas de Abama acoge la presentación de la ‘Gran Lubina Atlántica’

Aquanaria ofreció una degustación de su lubina XXL con elaboraciones a cargo del equipo de cocina del restaurante Melvin by Martín Berasategui. Prestigiosos chefs y restaurantes de los cinco continentes se han dejado seducir por la alta calidad de esta lubina cuya talla media oscila entre un 1,5 y los 2,5 kilogramos, y que cuenta con una producción anual que supera las 2.500 toneladas anuales concentrada en Gran Canaria

0
162
views

Las Terrazas de Abama, el lujoso complejo de viviendas turísticas de lujo con categoría de 5 estrellas localizado en el municipio de Guía de Isora, en el sur de Tenerife, acogió la presentación que la empresa Aquanaria realizó de su producto estrella, la ‘Gran Lubina Atlántica’, al sector de la hostelería y restauración de la isla.

Al evento acudieron más de 100 profesionales y autoridades de Tenerife, que pudieron degustar cuatro elaboraciones realizadas por Diego Dato, jefe de cocina del restaurante Melvin by Martín Berasategui, el último establecimiento inaugurado por el multipremiado chef vasco en Canarias y que está ubicado en el club social de Las Terrazas de Abama.

Dato cocinó cuatro platos, ejemplos la creatividad entre fogones del equipo Berasategui: taco de lubina a la plancha con cebolletas y salsa de mostaza, lubina supercrujiente con mojo rojo, cebiche de lubina tradicional con maíz tostado y batata de Lanzarote y, por último, arroz de lubina y cebolletas baby.

Estos platos estuvieron acompañados, además, por las diversas especialidades preparadas por el sushiman Gustavo Jurado, ayudado por su equipo, con las lubinas de Aquanaria. Se trata de especímenes XXL, de gran tamaño, que parten de 800 gramos. Su talla media oscila ente los 1,5 y los 2,5 kilogramos de peso, “ideales para el mercado gourmet”, aseguran en la compañía. De hecho, estas tallas grandes son las que hacen competencia a la lubina salvaje, cada vez más escasa en nuestras aguas, lo que hace obligatoria su cría en cautividad para el consumo humano.

Las costas meridionales de Gran Canaria, precisamente, son el entorno perfecto para la crianza de la lubina, con fuertes corrientes, agua limpia y una temperatura idónea y constante, señas de identidad del método de crianza de Aquanaria. Gracias al oleaje del Atlántico y a la bravura de sus olas, estas lubinas tienen una grasa infiltrada que les concede una textura firme y melosa, un color nacarado y un intenso sabor apreciados especialmente en la alta gastronomía.

Según manifestó Pedro Sánchez, director comercial de Aquanaria y que fue el maestro de ceremonias en el evento: “estamos muy contentos de presentar nuestra lubina en Tenerife, porque aquí jugamos en casa. Criamos nuestras lubinas en Gran Canaria por lo que a Tenerife llegamos con una frescura extraordinaria y así apoyamos el consumo local del producto canario”.

“Nuestras lubinas semisalvajes viven a dos o tres millas de la costa durante tres años luchando contra las fuertes corrientes y el oleaje atlántico, en su hábitat natural. Se trata de una zona libre de anisakis, certificada por Aenor”, aseguran en Aquanaria.

Muchos son los restaurantes y chefs que se han dejado seducir por la alta calidad del producto que ofrece Aquanaria. Entre ellos se encuentran los restaurantes Berasategui en Tenerife, Yugo The Bunker*, en Madrid, Etxanobe, en Bilbao, el restaurante Beluga en el centro de Málaga, el restaurante Nelson, en Gran Canaria, y el prestigioso Gastón Acurio, en Perú.

vender-en-marketplace-noticias-gourmet