Casa Luz, un oasis en las alturas

El nuevo espacio de Tomás Abellán en el ático del hotel Casa Luz reúne lo mejor de la ciudad de Barcelona

162
views

Cada vez más gente ha descubierto que desde arriba todo se ve y se disfruta mejor. Casa Luz, ubicado en el ático del hotel del mismo nombre, es un oasis en el bullicio del centro de la ciudad. Un lugar en el que entregarse a un experiencia no solo gastronómica, sino global: las vistas, el espacio, el servicio y la buena música en directo hacen que sea un lugar al que siempre apetece volver.

Casa Luz ofrece una gastronomía sencilla, muy barcelonesa, guiada por la temporada y de un producto de una calidad extraordinaria, que se acompaña de los mejores vinos y de una acertada carta de coctelería. Inspirado en otros espacios de grandes urbes que no paran, Tomás Abellán ha diseñado una carta carta corta y simple en la que todos los platos son la estrella y dialogan perfectamente con los demás elementos que conforman el carácter de Casa Luz, desde la puesta en escena hasta la banda que toca. La carta de vinos, actual y muy fresca, merece mención aparte por su cuidada selección de vinos naturales cuya trazabilidad es clave a la hora de incluirlos en la oferta.

Quizás es buena idea comenzar probando su gilda para abrir el apetito y dar la bienvenida al Tartar de Tomate con mantequilla ahumada, las Papas aliñadas con anguila ahumada o la golosa Tortilla Trufada que desde ya es un clásico. Mención aparte merece la pesca del día impecablemente hecha a la brasa a la que es imposible renunciar. Y como final dulce, además de una tarta de queso muy inspirada o un suave brioche con crema, se puede elegir entre una gran variedad de helados del vecino Paral-lelo Gelato. Nada más barcelonés.

comprar-vinos_luberri-noticias_gourmet
Publicidad: Bodegas Luberri D.O.Ca Rioja Alavesa – Cupón Bienvenida 5€ SOYGOURMET

El espacio, diseñado por Lázaro Rosa Violán al igual que el resto del hotel cuyo terrado ocupa, ha sido concebido como un apartamento habitado sin duda por alguien interesante, fresco, juvenil y sin pretensiones. La iluminación íntima y la enorme barra te acogen para hacerte sentir como en casa.

La grandiosidad la aportan las espectaculares vistas de la ciudad a través de sus enormes cristaleras o sin filtros en una de sus dos terrazas al aire libre. La que da a la calle Pelayo, de ambiente selvático, reúne diferentes espacios en un solo: mesas altas contra la barandilla para disfrutar de las vistas, sofás, una mesa compartida gigante para cenas multitudinarias. La terraza del lado de Gran Vía es recogida y perfecta para citas más íntimas.

A Casa Luz sabes cuando llegas pero no cuando te vas. Todo allí invita a alargar las sobremesas para disfrutar un poco más de cócteles, vistas y buena música. Imposible no querer quedarse a vivir.

vende-tus-productos-en-noticias_gourmet

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí